Legionella

Que hay de cierto en el riesgo de la legionella

Hay una muy extenso hábito en que todos se pasan de boca en boca, y que la industria inició.
Esa extraña tendencia a tener y generar alerta social, a una contaminación cuya intensidad no existe y ni ha existido posiblemente nunca.

Le dices a un instalador que no sigues las normas de seguridad impuestas.
El pobre ignorante te ataca verbalmente y deja calro que estás loco y que eres un imprudente y un peligro social. Mientras su madre vive en una casita rural con una piscina llena y en desuso, y rodeada de charcos.

Este raro temor que no hace otra cosa que dar rienda suelta a lo que la industria pretende hacer.
Crear nuevas definiciones, tendencias, normativas.
Obligaciones que, como siempre acaban generando una serie de grandes gastos.
Gastos que siempre acaban en la mano del consumidor, y en beneficio a todos los demás.
Todo vale para crear negocio.

¿Pero existe realmente un riesgo verdadero a la legionella?

Legionella

Legionella

Cuando alguien sabe que tengo una instalación térmica solar casera, esto es lo primero que me preguntan:
¿Tu instalación está protegida contra la legionella?
La mayoría de la gente que me pregunta ésto, ni siquiera sabe que es la legionella.
Si les pregunto, muchos acaban respondiendo “no se, yo es lo que he escuchado por ahí”
Los que si saben que es la legionela, siempre apunta a donde el comercio acusa, a todo aquello que tiene un consumidor delante y se le puede atribuir una obligación de mantenimiento.
Pero ¿y los estanques? ¿y los charcos? ¿y las piscinas abandonadas?

Legionela en el agua potable

Sanidad se encarga de controlar esta bacteria sobre el agua potable.
También nos avisa que las sustancias usadas para este control, tiene una garantía de 48 horas.
Por ende el aviso se refiere a todas aquellas personas que pretendan embotellarla y guardarla.
Aunque nadie está teniendo en cuenta cuanto tiempo queda el agua estancada en los conductos subterráneos.
Nada menos que todos los pueblos y ciudades, cientos y miles de kilómetros.
¿Y que pasa en aquellos pueblos donde un pseudo-funcionario hace el control del agua potable con un medidor de ph y nada más? (Increible, pero los hay)
¿Que pasó y sigue pasando con la de pueblos que siguen la costumbre de consumos de sus albercas en azoteas?¿Que sucede y seguirá sucediendo con las tradicionales fuentes representativas que casi todos los pueblos del sur de España ponen? (cuyo mantenimiento es como mucho, una limpieza anual con lejía)
¿Alguna vez alguien recibió advertencia o fue responsable de alguna consecuencia al guardar el agua de su piscina hasta el siguiente año?
Fregar los platos con agua fría y dejarlos secar al aire ¿podría ser una temeridad?

Legionela en nuestro organismo

Según he leído, el supuesto antibiótico especial vertido para ésto, no mata a la dichosa legionella.
Si no que aletarga al virus y supuestamente en ese estado no actúa contra nuestra salud.
¿Es esto una explicación coherente? (Miedo tendríamos que tener hasta de fregar)
Se supone que esa agua estará por largas horas en nuestros organos digestivos.
Pero es que incluso después de la digestión, esa agua estará regando toda nuestras células.

Conclusión

En el pasado no hubo una seria amenaza en el agua fría de consumo, que antiguamente se almacenaban en todas las azoteas (y de ahí se consumía).
Todavía existen muchas casas rurales que siguen esa costumbre sin saber exactamente porqué. (La verdadera razón de esa tradición se basaba en poder abastecerse ante los continuos cortes de suministro de agua)
Ni tan siquiera en ese uso insalubre habían mantenimientos, y se usaban los ahora prohibidísimos tubos de plomo.
Ahora la industria nos impone la preocupación de un agua que se consume a diario.
Cuyas temperaturas raramente bajarán de 30ºC.

Cuando varias diputaciones regionales considera que miles de muertes por Xm2 entra en la normalidad, y no activa protocolos de nada. Y ahora en nuestros tejados tenemos que protegernos de un bicho pandémico horroroso y mortal.

Hagamos uso de la razón y unas pocas cuentas

En el supuesto caso en que yo quiera evitar un supuesto riesgo de contaminación por legionella (seguir la normativa y sus gastos).
Debería de tener en mi instalación una resistencia eléctrica encendida cada vez que mi agua se consuma o baje de los 60ºC.
Esos tiempos son, cuando se consume gran parte de ese agua, las noches frías, los días nublados.
Si a las 8am el agua se templa y el sol sale a las 10am, el sistema no lo sabe, y hace el consumo igual que si fuese las 3 de la madrugada.

Osea, que no nos vale 48º, hay que calentar con urgencia a esos 60ºC, y mantenerlos.
Este concepto es confuso y contradictorio cuando alguien trata de venderme un aparato ecológico.
Me venderán un calentador solar, ecológico, que funciona 100% con el sol, y tiene una resistencia eléctrica que trabajará muchas veces y a mis espaldas.
Siendo así, lo que estaré comprando será un acumulador eléctrico con apoyo solar. (aunque el panfleto promociona lo contrario)
A mi me consta que hay gente que se han dado cuenta que su calentador solar calienta más rápida la factura que el agua, y ha anulado esta resistencia.

Entonces…. ¿alguien es capaz de calcular el consumo enérgetico de?
Miles miles y miles de resistencias electricas consumiendo recursos en tejados y azoteas.
Energía que se tira (no se convierte)
¿Cual es el beneficio de muchos Megawatios para conservar agua exageradamente caliente?
¿Alguien sería capaz de evaluar el ratio de ‘riesgo’ VS ‘coste’?
Cumple esto la teoría de -> “matar una mosca a cañonazos”?

Si lo pensamos un poco… siendo cierto o no ese temor con tintas de riesgo contra la salud….. hay mucho miedo… pero con muy poco fundamento.

¿Realmente crees que la legionella es lo que nos cuentan?

 

2 comentarios

  1. Pingback: Calidad de un calentador solar - Mi calentador solar casero

    • Bueno, una cosa es opinar a la ligera, otra es meditar.
      Si de los colectores solares que se calientan cada día a muchos grados, cada día, fuese tan fácil producir legionela, no quieras pensar como estaría la gente ante miles de fuentes públicas en España con agua fría estancada, sin moverse, sin mantenimiento de ningún tipo.
      En pueblos andaluces hay gente de poco paladar, que beben aguas de algives que llevan decenas de años sin echar ni un ojo para ver que tipo de vida hay allí dentro. Yo probé uno de esos.. y sí, te aseguro que hay gente que no tiene paladar.
      Las fuentes que se mueven con bombas, peor todavía, lo más sano que hay en ellas son larvas de mosquitos, y la bomba que sube el chorro también pulveriza, y esa agua la inhalamos personas y animales.
      Sería una epidemia total.
      Ahora piensa, si cada uno tenemos que pagar 20€ de más al mes en electricidad, por un riesgo que pudiera suponer de un 2 o 3 por ciento anual, por decir algo, ¿está justificado?
      Ni los propios hospitales gastan lo que deben en seguridad, y cuando alguien coge una infección o enfermedad rara por haber estado en quirófano, el propio personal sanitario no le extraña y saben que ellos también están expuestos.
      Los colegios son principales focos de contagios, gripes, piojos, y no hay normativas protocolarias que hagan nada al respecto, pero si que hay interés en poner wifis y digitalizar el sistema educativo, incluso a costa de dejar profesores cruzados de brazos porque un router les ha dejado ‘desconectados’
      El mundo es lo que es.. no es que me guste a mi que sea así.
      La normativa de la resistencia, pues, conclusión personal, una tremenda chorrada, ha sido mucho peor los cientos de años que la gente usaba y sigue usando, agua de esos depósitos despresurizados sin calentar y con algas y todo tipo de porquerías, y seguimos vivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *