Deposito de agua casero

Deposito de agua casero

Os presento mi deposito de agua casero.
No quiero decir con esto que yo he fabricado un deposito de agua, si no que he adquirido uno de segunda mano, y yo he hecho la instalación de componentes y accesorios.
Este deposito de agua casero es de plástico alimenticio.

A priori parece una locura usar un deposito de agua casero para guardar agua a muy alta temperatura, pero ha sido realmente eficaz, y me ha costado 10€ en un pueblo de Sevilla, con los componentes instalados poco más.
Teniendo en cuenta que un deposito metálico es muy insalubre con el agua, y que cuesta varios cientos de euros o más de 1000 euros, es una solución muy asequible, económico y viable.

Además, evitar usar un depósito metálico tiene muchísimas ventajas, los depósitos metálicos necesitan protección eléctrica o varillas químicas que se consumen para retrasar la corrosión y oxidación inminente de éstos.
El depósito de agua casero no tiene ningún tipo de oxidación ni corrosión, porque no hay interacción catódica entre metales.
Todo el que usa un depósito de agua de plástico es testigo de que en años no aparece excesos de cal ni ningún tipo de síntoma de óxido.
Sin embargo un depósito metálico tiene una vida útil de 3 a 5 años, y en meses pueden formar piedras de varios kilos cal y lodo.

Funcionamiento de mi deposito casero
Construcción de mi deposito casero

Deja un comentario