Construcción del depósito casero

El depósito casero que vamos a construir, o por lo menos yo, será de plástico.

Que motivos me lleva a construir mi depósito acumulador en formato plástico

  • Es mucho más fácil trabajar con plástico que con metal
  • El plástico es mejor aislante térmico
  • El plástico no tiene interacciones electricas
  • El plástico no se oxida
  • No necesito dispositivos para evitar la formación de cal (como los ánodos de sacrificio)
  • El metal facilita la formación de cal
  • El plástico nos durará muchos años (debido a que no hay perforaciones por el óxido)
  • Nos puede salir muy barato

Queda decir, que un depósito de plástico no se puede usar para agua a presión (pero yo no quiero agua a presión)

Donde adquirir un depósito de plástico barato o en desuso

Nos basta con cualquier bidón que se use comúnmente para el transporte de comestibles o líquidos.
En entornos rurales se usan bidones de plástico de varios tamaños.
Los usan para almacenar agua y regar.

Muchos bidones se usan para transportar alimento procesado, como aceitunas, maiz, zanahoria hervida y etc…
Este tipo de bidón para transportes alimentarios, tiene una fecha límite de uso.
Cuando esta fecha excede, las empresas necesitan deshacerse de ellos.
Así que, llegado ese momento, se retira de la circulación.
Lo pueden vender para usos privados, como es el caso de nuestro interés.
Yo conseguí mi bidón de 260 Litros de alguien que los acumulaba para uso privado en un huerto, al módico precio de 10€.

Será muy importante darle varias limpiezas y desinfectar muy bien con desengrasante, lejía y agua caliente, no hay que olvidar que será el agua que saldrá por nuestros grifos y no queremos olores raros.

Aislamiento en nuestro deposito casero

Al igual que la caja, el aislante puede ser de cualquier cosa.
Debemos dotar de varias capas, de los mejores materiales aislantes, o los aislantes más correctos que podamos adquirir.

Para mi deposito casero yo he usado en este orden: (ordenado desde el interior al exterior)

  1. Varias capas de papel de alumino pegado con cola blanca, como barrera térmica.
  2. Trozos recortados de poliestireno expandido, conocido como corcho blanco.
    Pegados con pequeños pegotes de espuma de poliuretano.
    Tanto el poliestireno como el poliuretano son muy buenos aislantes,
    El poliestireno expandido se consigue fácilmente en cajas de descarte en mercados y pescaderías.
  3. Cartón pegado y rellenado con espuma de poliuretano, para dar más grosor al bote.

Consejos en el uso de poliestireno expandido

  • Hacerlo en exterior, ya que cada corte y despedazamiento desprenderá un sinfín de bolitas blancas
  • Nunca dejarlo como última capa exterior, pues no es compatible con el sol directo. (Se puede cubrir con cualquier material o pintura)

Consejos en la manipulación de la espuma de poliuretano

  • La espuma de poliuretano es extremadamente pegajoso. Usa guantes, o preparate para una limpieza rápida con alguna acetona o disolvente.
  • Improvisa un suelo provisional con cartones o bolsas de plástico.
    La espuma de poliuretano que cae al suelo cuesta mucho de quitar.
    La espuma en suelo que es pisado accidentalmente, te va a suponer un trabajo extra en una limpieza bastante complicada.
  • El poliuretano que se pega en la ropa, también cuesta muchísimo de quitar.
  • La espuma de poliuretano no puede quedar al exterior, ya que el sol lo deteriora a corto plazo.

 

El aislamiento paso a paso de forma gráfica

Como dije antes, mi primera capa son varias capas de papel de aluminio.
Y sobre este voy aplicando las capas de poliestireno expandido (bastamente conocido como corcho blanco)

Aislando el deposito casero

Aislando el deposito casero

El deposito casero con piezas de poliestireno pegadas con espuma de poliuretano, cubrirá la mayor extensión posible del bidón.
Yo he sujetado los corchos con una cinta de carraca.
La espuma hincha y seca rápido, pero no me interesa que me quede muy separado.
La intención de la espuma es hacer de adhesivo, y lo que sobresalga hacia fuera me cubrirá los huecos entre las placas.

Aislando el deposito casero con poliestireno

Aislando el deposito casero con poliestireno

deposito casero con el poliestireno

deposito casero con el poliestireno

Una vez acabado el pegado y sellado de las piezas de poliestireno, el resultado debe ser un bote muy bien protegido y muy sólido.
El deposito casero con sellado de los huecos con espuma de poliuretano: (echar 1/3 de lo que creais que se necesita, pues la espuma se hincha mucho al paso de las horas)

deposito casero aislado con poliestireno y espuma de poliuretano

deposito casero aislado con poliestireno y espuma de poliuretano

Mi última capa es cartón, para abrigar todo el montaje del depósito casero.
Aquí doy el último toque con la espuma, rellenando entre las placas de corcho, y pegando el cartón.

Aislando el deposito casero con cartón

Aislando el deposito casero con cartón

Se puede practicar algunos agujeros en el cartón, para hacer relleno y no dejar aire entre el cartón y el interior.
Más que nada, para que el cartón forme parte del cuerpo, y no queden bultos maleables.

Aislando el deposito casero con cartón

Aislando el deposito casero con cartón

Ahora mismo el deposito casero está en el estado como se muestra en la última foto, y el aislamiento parece ser bastante bueno, pierde en la noche fría entre 5ºC-8ºC solamente, nada mal para ser un montaje casero y teniendo en cuenta que son 260 litros de agua, que no es lo mismo que aislar 100 litros.

Finalmente lo cubriremos todo para protegerlo contra el sol.
Podemos cubrirlo con plástico de interperie, o algo similar.
O también podemos cubrirlo con alguna pintura siliconada.

Sobre nosotros Pedro Reina

Más de 12 años de experiencia en programación PHP+Mysql+Html. Webmaster aprendiendo SEO. Entusiasta de la informática y la electrónica, pequeño emprendedor y fabricante de ideas.

Deja un comentario